January 18, 2018

Misterios Luminosos

El Santo Rosario de la Virgen María, en su sencillez y profundidad, sigue siendo una oración de gran significado, destinada a producir lo frutos de santidad. Y encaja muy bien en el camino espiritual de un cristiano que, después de dos mil años, no ha perdido nada de la novedad de los orígenes y se siente animado por el Espíritu de Dios a "remar mar adentro," para anunciar, más aún, "proclamar" a Cristo al mundo como Señor y Salvador, "el Camino, la Verdad y la" Vida "(Jn 14: 6) (ver RVM, 1).

Con la oración del Santo Rosario, las Hermanas Paulinas, les invitamos a aprender de María para contemplar la belleza del rostro adorable de Cristo y sobre todo para experimentar la ternura y la profundidad de su amor. Y mientras meditamos con el Santo Rosario, coloquemos en los corazones misericordiosos de Cristo y su Santísima Madre, nuestros sufrimientos, dolores y esperanzas y que María Reina de la Paz, madre del Príncipe de la Paz, nos enseñe el secreto de ser constructores de paz y cómo difundirla con el testimonio de nuestra vida diaria, en el mundo de hoy. "La verdadera paz es un don especial del Resucitado" (Jn 14, 27).

January 18, 2018

Misterios Gloriosos

El Santo Rosario de la Virgen María, en su sencillez y profundidad, sigue siendo una oración de gran significado, destinada a producir lo frutos de santidad. Y encaja muy bien en el camino espiritual de un cristiano que, después de dos mil años, no ha perdido nada de la novedad de los orígenes y se siente animado por el Espíritu de Dios a "remar mar adentro," para anunciar, más aún, "proclamar" a Cristo al mundo como Señor y Salvador, "el Camino, la Verdad y la" Vida "(Jn 14: 6) (ver RVM, 1).

Con la oración del Santo Rosario, las Hermanas Paulinas, les invitamos a aprender de María para contemplar la belleza del rostro adorable de Cristo y sobre todo para experimentar la ternura y la profundidad de su amor. Y mientras meditamos con el Santo Rosario, coloquemos en los corazones misericordiosos de Cristo y su Santísima Madre, nuestros sufrimientos, dolores y esperanzas y que María Reina de la Paz, madre del Príncipe de la Paz, nos enseñe el secreto de ser constructores de paz y cómo difundirla con el testimonio de nuestra vida diaria, en el mundo de hoy. "La verdadera paz es un don especial del Resucitado" (Jn 14, 27).

January 18, 2018

Misterios Dolorosos

El Santo Rosario de la Virgen María, en su sencillez y profundidad, sigue siendo una oración de gran significado, destinada a producir lo frutos de santidad. Y encaja muy bien en el camino espiritual de un cristiano que, después de dos mil años, no ha perdido nada de la novedad de los orígenes y se siente animado por el Espíritu de Dios a "remar mar adentro," para anunciar, más aún, "proclamar" a Cristo al mundo como Señor y Salvador, "el Camino, la Verdad y la" Vida "(Jn 14: 6) (ver RVM, 1).

Con la oración del Santo Rosario, las Hermanas Paulinas, les invitamos a aprender de María para contemplar la belleza del rostro adorable de Cristo y sobre todo para experimentar la ternura y la profundidad de su amor. Y mientras meditamos con el Santo Rosario, coloquemos en los corazones misericordiosos de Cristo y su Santísima Madre, nuestros sufrimientos, dolores y esperanzas y que María Reina de la Paz, madre del Príncipe de la Paz, nos enseñe el secreto de ser constructores de paz y cómo difundirla con el testimonio de nuestra vida diaria, en el mundo de hoy. "La verdadera paz es un don especial del Resucitado" (Jn 14, 27).

January 18, 2018

Misterios Gozosos

El Santo Rosario de la Virgen María, en su sencillez y profundidad, sigue siendo una oración de gran significado, destinada a producir lo frutos de santidad. Y encaja muy bien en el camino espiritual de un cristiano que, después de dos mil años, no ha perdido nada de la novedad de los orígenes y se siente animado por el Espíritu de Dios a "remar mar adentro," para anunciar, más aún, "proclamar" a Cristo al mundo como Señor y Salvador, "el Camino, la Verdad y la" Vida "(Jn 14: 6) (ver RVM, 1).

Con la oración del Santo Rosario, las Hermanas Paulinas, les invitamos a aprender de María para contemplar la belleza del rostro adorable de Cristo y sobre todo para experimentar la ternura y la profundidad de su amor. Y mientras meditamos con el Santo Rosario, coloquemos en los corazones misericordiosos de Cristo y su Santísima Madre, nuestros sufrimientos, dolores y esperanzas y que María Reina de la Paz, madre del Príncipe de la Paz, nos enseñe el secreto de ser constructores de paz y cómo difundirla con el testimonio de nuestra vida diaria, en el mundo de hoy. "La verdadera paz es un don especial del Resucitado" (Jn 14, 27).

Load more

Podbean App

Play this podcast on Podbean App